Fidelización de clientes, camino hacia el éxito y reconocimiento de tu marca

äbranding > blog > Fidelización de clientes, camino hacia el éxito y reconocimiento de tu marca

Captar la atención y enamorar a sus clientes (fidelización de clientes) es el objetivo principal de cualquier empresa, ¿verdad? Conseguir que nuestros clientes se identifiquen con nuestra marca y la sientan, de algún modo, como suya. Además, la fidelización nos permite crear y construir relaciones mucho más duraderas y fructíferas. Al fin y al cabo, cada empresa puede aprender algo de sus clientes, a través de sus experiencias, sus deseos y sus gustos.

Pero, ¿qué estrategias podemos seguir para aumentar el grado de fidelización de clientes con la marca? ¿Existe alguna manera de profundizar en esa relación y tender puentes fuertes y estables? Poner en valor la importancia del inbound marketing es esencial para dar una vuelta de tuerca a nuestros planes y aumentar el grado de fidelización de clientes. Descubre de la mano de äbranding las mejores estrategias inbound para aumentar el reconocimiento de tu marca.

¿A qué nos referimos con inbound marketing como acción de fidelización de clientes?

Cuando hablamos de inbound marketing lo hacemos de una estrategia basada en la atracción de clientes mediante contenido relevante, útil y de interés, que va agregando valor a cada una de las etapas de compra del consumidor. En otras palabras, se trata de la creación de contenido interesante para los clientes, para estimular su interés durante el proceso de búsqueda de información y posterior compra.

No es, por tanto, publicidad intrusiva ni acciones promocionales directas y descaradas. Es una filosofía diferente, en la que aportar valor al cliente se convierte en uno de los principales objetivos. Las posibilidades son múltiples. Actualmente, podemos generar ese contenido valioso para diferentes plataformas y con herramientas distintas, que nos permitirán enfocarnos totalmente en nuestro objetivo.

¿En qué se basa la metodología inbound?

En resumen, cuando hablamos de este tipo de estrategias, podemos dividirlas en cuatro pasos o fases características. Fases que definen a la perfección el proceso de creación de este tipo de contenidos. Un proceso que conseguirá que pasemos de ser una marca desconocida para el consumidor a (si satisfacemos correctamente las necesidades cliente) ser su favorita.

¿Cuáles son estos cuatro pasos?

  1. Atraer
  2. Convertir
  3. Cerrar
  4. Fidelizar

Como podrás observar, se trata de una metodología que va más allá de la simple compra o contratación de productos y servicios, sino que se centra en que la experiencia del cliente sea completa, desde antes de realizar la adquisición hasta después de que lo haya disfrutado.

Cada una de las etapas cuenta con procedimientos y objetivos concretos, que podremos alcanzar creando y curando contenidos adecuados e interesantes para el cliente.

¿Qué tipo de contenidos o estrategias pueden ser interesantes en cada etapa?

Establecer un plan definido, en el que tengamos en cuenta los diferentes tipos de contenidos que lanzar a nuestros posibles clientes, es una cuestión fundamental. Pero debemos abrir la mente y tener en cuenta que con contenidos no solamente nos referimos a vídeos, infografías o posts de blog. Hablamos de una serie de activos que impactan en el cliente y aumentan las posibilidades de identificación con la marca.

  • Fase de atracción: marketing de contenidos, publicaciones en redes sociales, estrategias de optimización SEO… El objetivo es, valga la redundancia, atraer a nuestros potenciales clientes a nuestra web o site corporativo.
  • Fase de conversión: en este momento ya conocemos más a nuestro cliente y podemos comenzar a completar su perfil. Es el momento idóneo para brindarle algunos materiales de su interés y comenzar a captar su atención de una forma más profunda.
  • Fase de educación: en esta tercera fase, acompañamos y seguimos al cliente a través del proceso de compra. Una buena estrategia sería el envío de correos electrónicos con pequeñas píldoras que puedan despertar todavía más su interés. Así, conseguiremos una mayor implicación del cliente con nuestra marca. Comenzará a sentirse parte de ella incluso.
  • Fase de cierre: ¡llegamos (si todo funciona correctamente) a la fase de fidelización! En ella, nuestro cliente ya ha disfrutado de nuestros productos o servicios y nos conoce perfectamente. Se siente totalmente acompañado y en sintonía con nuestra oferta. Además, comienza a ser «evangelizador» de nuestra marca. Es decir, comienza a recomendarla y a hablar de forma positiva de ella.

¿Nuestro objetivo? Que todos tus clientes lleguen a esa cuarta fase, se enamoren de tu marca y la recomienden allá donde vayan. Un reto interesante con un resultado impresionante, sin duda. En äbranding somos expertos en la planificación, creación y ejecución de estrategias de inbound marketing. Esta metodología es clave para sacar todo el jugo posible a cualquier plan de marketing digital. Descubre cómo podemos ayudarte a aumentar y potenciar la visibilidad de tu marca.