Experiencia de usuario (UX): seis claves para construir una web de éxito

äbranding > blog > Experiencia de usuario (UX): seis claves para construir una web de éxito

Los usuarios, cada vez más, basan sus decisiones de compra y consumo en las emociones. Quieren formar parte de algo, sentirse identificados con la marca que tienen delante y sentir una experiencia cómoda, ágil y fluida. Para ello, a nivel web, es necesario mimar todo lo posible la experiencia de usuario: un conjunto de intangibles que hará que cada persona que navegue por tu web lo haga a gusto, valore positivamente tu marca y, sobre todo, quiera volver y repetir.

La UX -por sus siglas en inglés- es necesaria e invisible al mismo tiempo. Está frente a nuestros ojos aunque no podamos verla. De lo que se trata es de que podamos sentirla: algo tan sencillo, y tan complicado, como entrar a una página web y que todo esté donde tiene que estar, podamos entender y encontrar lo que buscamos y no haya ningún obstáculo en nuestro camino internauta.

Afinar la experiencia de usuario hará que nuestra marca tenga una mejor percepción por parte de los usuarios. Los usuarios necesitan ser agasajados, y eso también es posible a través de una pantalla si sabemos cómo. En äbranding, aunque hay muchos caminos, destacamos las siguientes seis claves imprescindibles.

Diseño y más diseño

Todo entra por los ojos. No se trata de convertir cada página web en una pieza de arte de museo, pero sí es fundamental cuidar los detalles gráficos y visuales. Una página web bien diseñada tiene mucho ganado para proporcionar una experiencia placentera a los internautas que la visiten. Pero no lo es todo.

Sencillez estructural para una mejor experiencia de usuario

El kilómetro cero a la hora de crear una página web es tener claramente definida una estructura a través de la que se vaya a distribuir todo lo que queremos incluir. El menú de navegación, las secciones y subsecciones deben estar perfectamente estructuradas para que los usuarios sepan dónde están mientras navegan y dónde se encuentra aquello que pueden estar buscando.

Be responsive, my friend

Los datos no engañan: el 92% de usuarios utiliza su teléfono móvil para navegar por internet, y cerca del 40% afirman que es su principal dispositivo de navegación y que pueden hacer todo lo que necesita desde el smartphone, según el estudio de la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación. Además, si queremos posicionar nuestra página web, es necesario adaptarla a cualquier dispositivo. Darle la espalda a esta faceta sería un gravísimo error.

Vigila tu tiempo de carga

A Google no le gustan las webs tortuga, y a los usuarios tampoco. Estar en una página web y tardar una eternidad en saltar de una sección a otra, de un contenido a otro, convierte la experiencia de usuario en un suplicio de impaciencia que termina, como no puede ser de otra manera, cerrando la página y siguiendo la navegación por otros derroteros. Optimizar este aspecto tiene un beneficio doble: apareceremos más arriba en los rankings y los usuarios podrán moverse con mayor agilidad por la web sin pensar si su conexión a internet está fallando o es que la web va excesivamente lenta.

¿Qué tal tus contenidos? Aporta… o aparta

La red tiene miles de millones de páginas web. Probablemente, muchas que estarán dedicadas a algo similar a lo que nosotros queremos contarle al mundo. Por eso, además de tener muy clara nuestra personalidad y nuestros valores diferenciales, debemos comunicar exactamente aquello que queremos de forma que los usuarios reciban algo que no encontrarían en otros lugares. Hay vida más allá de los textos: Vídeos, gráficos, infografías, fotos… Hay muchas formas de comunicar lo que queremos transmitir.

Diseñamos y programamos tu web a medida

Webs de buena ley

Quizá no sea lo más cool a ojos del usuario, pero es una de las patas más necesarias en esta mesa. Lo más probable es que la inmensa mayoría de usuarios nunca entre a leer los textos legales de las webs que visitan o ni siquiera sepan lo que es un certificado SSL o en qué consiste la RGPD, pero tener ese apartado en orden es fundamental no solo para cumplir con las normativas, sino para dar a los usuarios las garantías y confianzas necesarias en caso de que puedan -o quieran- aportar algún dato o realizar alguna compra.

Tu marca y tu web no son independientes. Si quieres cuidar la primera, preocúpate bien por la segunda. En äbranding contamos con un equipo de desarrollo propio, con más de 400 proyectos digitales realizados, que podrá ayudarte a darle a tus usuarios la experiencia que quieres que tu marca transmita a través de la web.