6 claves que te ayudarán a crear tu marca de manera eficaz

En äbranding somos conscientes de las necesidades a las que se enfrentan en sus inicios los emprendedores o empresarios que tienen el reto de la creación de una marca.In äbranding we are aware of the needs they face in their early entrepreneurs or entrepreneurs who have the challenge of creating a brand.

En este post queremos desvelar cuáles son los 6 aspectos que te ayudarán a crear tu marca de manera eficaz:

Punto de partida: Análisis de la competencia

A la hora de diseñar tu logotipo lo primero que te recomendamos es hacer un estudio del mercado y de tu competencia. Fíjate en qué colores, tipografías y simbología utilizan. ¿Deseas ser uno más o diferenciarte de los demás?

1. Elección del naming

Ya lo decía Novalis, poeta alemán del romanticismo, “las palabras son la configuración acústica de las ideas”, por lo que el primer paso es darle un nombre a tu idea de negocio.

A la hora de crear el nombre de tu marca lo primordial es que marques un solo objetivo, es decir: ¿Quieres un nombre que incluya tus valores de marca? o ¿Tu ventaja competitiva?.

Además, debes de tener muy presente tus objetivos comerciales a largo plazo. Si pretendes solo vender en el mercado nacional es preferible que tu nombre sea en español. Sin embargo, si tu meta es expandir tu marca a otros mercados es preferible, o bien escoger un nombre de marca que suene bien en otros idiomas, o usar el inglés, de manera que se entienda su significado en la mayoría de países.

Preferiblemente, los nombres deben ser cortos, de fácil pronunciación, fonéticamente agradables y que sirvan a tu objetivo.

Así mismo, en nuestra agencia durante el proceso de creación de un naming tenemos en cuenta:

  • La disponibilidad del dominio al menos .es y .com y que estos no hayan sido usados anteriormente y penalizado por los buscadores.
  • Los resultados encontrados en Google y otros buscadores.
  • Comprobamos el nombre en el registro de patentes y marcas a nivel nacional, europeo y mundial.

2. Uso de fuentes / tipografías

Por norma general, es preferible escoger una sola tipografía (después, puedes usar otra para tu eslogan o copy). Existen fuentes de palo seco, si prefieres un estilo más informal y moderno, o bien con serifa si quieres darle un estilo clásico a tu logo. En el caso del logotipo de äbranding escogimos una fuente sin serifa de palo seco para darle mayor legibilidad y un estilo desenfadado.

3. Uso de colores

Al igual que la tipografía, cada color presenta connotaciones y significados distintos a los ojos de quiénes lo ven. En los colores corporativos de äbranding, el gris es elegancia y profesionalidad, mientras que el naranja en la diéresis significa juventud, cercanía, innovación y vitalidad.

Puedes acceder a una infografía completa de la psicología de los colores en nuestro perfil de Pinterest.

4. El símbolo

Si te diriges al consumidor final y quieres crear una comunidad fiel en torno a tu marca, el símbolo es fundamental. La M de MacDonals o la Manzana de Apple son claros ejemplos de lo que éste puede hacer por tu negocio a largo plazo. Por lo tanto, un símbolo potente y de fácil memorización es sinónimo de garantía y confianza.

 Un consejo: genera un símbolo que transmita a tu público objetivo que eres su marca.

5. Realización del diseño de logotipo / isotipo / imagotipo / isologo

Ya hemos seleccionado los aspectos anteriores y hemos diseñado el boceto. Pero, ¿éste sirve para colocarlo en espacios verticales y horizontales? ¿Al reducirlo no pierde fuerza? ¿Tienes al menos una versión del diseño en función de si va a estar sobre un fondo claro o un fondo oscuro? Si es así, estarás preparado para pasar al último paso.

Si deseas conocer las diferencias entre logotipo/isotipo/imagotipo, lee este artículo de Brandemia.

6. Chequeo del logotipo

Al finalizar el diseño es importante chequearlo para comprobar si cumple los aspectos básicos de branding. Las preguntas que deberás hacerte son:

–   ¿Cumple con su cometido?

En el primer paso, explicábamos la importancia de centrarse en un solo objetivo. Haz una última comprobación del mismo, y si fuera necesario apóyalo con un eslogan.

–   ¿Es fácil de dibujar?

Otro de los aspectos clave para certificar el diseño de tu logotipo es pedirle a alguien que intente dibujarlo. Esto es importante ya que los seres humanos también contamos con memoria visual, y por lo tanto, cuanto más fácil sea de dibujar más fácil será que se recuerde en el imaginario colectivo.

–   ¿Tu nombre es memorable?

Es decir, ¿tu marca es fácil de recordar y de pronunciar? Para ello puedes preguntar a tu entorno empresarial y personal, ellos te ayudarán a comprender si el nombre de marca tiene una fácil memorización.

Ojo al dato: ¡En España se registran más de 20.000 nuevas marcas al año! (Fuente: Branzai). Por lo tanto, el nombre es tu primer activo para ser recordado.

El naming junto al logotipo es tu seña de identidad y el inicio de la creación de tu marca. Por lo tanto, no tengas prisa y tómate tu tiempo hasta que éste sea perfecto para lo que pretendes construir. Y, sobre todo, cuenta con la ayuda de profesionales de la construcción de marca.

Evidentemente, es probable que debido al paso de los años el diseño del logotipo pueda quedarse en cierta medida desfasado y, para entonces, necesites un restyling del mismo. Piensa, también, que todas las marcas evolucionan (Coca Cola, Nike, Audi, etc.). Aunque, este es otro tema que abordaremos más adelante en otro post. Así que, ¡atento a nuestro blog!

Ahora es el momento de que empieces a construir tu marca. ¿Estás preparado? Cuenta con nosotros. 😉