Microlearning: formación a medida para tu empresa

äbranding > blog > Microlearning: formación a medida para tu empresa

En el momento actual, con tantas posibilidades, proyectos y estímulos, centrar nuestra atención para obtener la formación adecuada resulta ciertamente complicado. Máster, especializaciones, diplomas, cursos… Una amalgama de oportunidades, tan generales o específicas como podamos imaginar. Tantas opciones que, en ocasiones, nos puede llegar a agobiar.

Y es que, en muchas ocasiones, necesitamos una formación específica para resolver una necesidad concreta. Resulta algo complicado encontrar ese curso a medida que cuente con todos los contenidos que daría ese impulso que necesitamos.

Como respuesta a esta situación surge el microlearning. Una nueva tendencia que tener en cuenta y en la que podemos enfocarnos para mejorar nuestros resultados. ¡Descubre mucho más sobre el microlearning de la mano de äbranding!

Microlearning: ¿en qué consiste exactamente?

Este tipo de formación, conocida también como «microaprendizaje», es una metodología de «e-learning», especialmente adecuada para empresas que necesitan un aprendizaje efectivo, directo y claro. El microlearning va, por tanto, al meollo del asunto. Su propósito es doble: ofrecer información de alta calidad, que permita mejorar el trabajo y el nivel de conocimientos del alumno y, por otra parte, brindar una formación ágil y a la que se pueda acceder de forma sencilla desde cualquier dispositivo móvil con una adecuada conexión a internet. Una estrategia con múltiples ventajas.

¿Qué ventajas aporta el microlearning?

  • Facilita la formación. Ni giros de guion inesperados, ni vueltas de tuerca que provocan que se pierda el interés. Se trata de una formación muy concreta y con una voluntad clara de resolver problemas y romper barreras. Pequeñas píldoras de información fácilmente manejables y muy prácticas.
  • Flexibilidad. Adiós horarios y, por tanto, adiós excusas. El microlearning no se ciñe a momentos concretos del día ni horas puntuales. Es un material dinámico, al que el alumno puede acceder en el momento que considere más óptimo, facilitando así que los contenidos sean asimilados de forma más sencilla y efectiva.
  • Formación digital al servicio del alumno. Tablet, móvil, portátil, ordenador de sobremesa… ¿en qué dispositivo prefieres realizar la formación? El microaprendizaje te permitirá cambiar cómo accedes al curso, sin importar las circunstancias del día a día.
  • Ahorro de tiempo. El microaprendizaje se caracteriza por estar formado por cursos más cortos, que permiten obtener nuevas habilidades o mejorar las que ya tenemos, aprovechando al máximo el tiempo con el que contamos.
  • Motivación. La sensación de aprendizaje y crecimiento consigue que el alumno se esfuerce más y pueda apreciar cómo van mejorando sus habilidades poco a poco. Un chute de energía que ayuda (¡y mucho!).

Además, el coste de este tipo de formaciones es más bajo que el de los cursos y especializaciones tradicionales, que aportan conocimientos más amplios, pero que no siempre se ajustan a las necesidades reales y concretas de los miembros de la empresa.

¿Se trata de un fenómeno totalmente nuevo?

La respuesta es sencilla: ¡no! El microlearning representa una tendencia imparable y que va creciendo día a día, año a año. Los vídeos formativos y tutoriales (¡e incluso las recetas de cocina!) pueden ser considerados microlearning. Como podrás observar, es una forma genial de aprender, crecer y evolucionar.

¿Qué tipo de formatos pueden ser utilizados?

Si te estás planteando implantar una estrategia de microlearning para tu empresa, debes conocer las diferentes modalidades y materiales que puedes utilizar para conseguirlo con éxito.

  • Vídeos. Fáciles de ver, entretenidos y directos.
  • Infografías e imágenes. Un apoyo gráfico, perfecto para explicar conceptos complicados o densos.
  • Storytelling. Hilar los contenidos a través de una historia ayuda a asimilar mejor la información.
  • Redes Sociales. Su fácil acceso aumenta la posibilidad de que los contenidos lleguen de forma efectiva.
  • Contenido interactivo. Una manera única de fomentar el aprendizaje autónomo.

Aun con todo, debemos tener en cuenta una cuestión clave: el microlearning es perfectamente compatible con otras metodologías de aprendizaje más clásicas. Siempre que se consiga el objetivo que se persigue y los alumnos aprenden lo que necesitan, cualquier formación es siempre positiva y, por supuesto, bien recibida.

En äbranding contamos con un equipo de expertos dispuestos a ayudarte para mejorar la formación de tus empleados en diferentes campos: marketing, comunicación, posicionamiento, estrategias digitales, consultoría… ¿Necesitas dar un empuje a tu empresa y quieres apostar por aplicar una estrategia microlearning? ¡Puedes contar con nosotros! ¡Te esperamos!